Los Katas son verdaderamente geniales

Prácticamente todos los karatekas practican kata; sin embargo, la mayoría sólo desarrollan la fase inicial y por lo tanto no valoran la importancia de una comprensión equilibrada y más completa de lo que el kata tiene que ofrecer. Es por ello, que se sugiere practicarlo, de la siguiente manera:

1.     En solitario. Lo primero que aprende un karateka es la secuencia física propia del kata; la mecánica corporal requerida para la máxima eficiencia; la correcta actitud mental, etc. Esta es una fase muy importante de la práctica de kata. Debemos ser capaces de realizar los movimientos de manera eficiente cuando no hay ningún oponente presente.

 

2.     La segunda fase de la práctica de kata es estudiar la aplicación funcional de los movimientos del kata (bunkai). Necesitas practicar las técnicas del kata con compañeros de práctica.

 

3.     Una vez has alcanzado cierta comprensión de la aplicación práctica de las técnicas del kata, deberías empezar a incluir variaciones de esas técnicas en tu entrenamiento.

 

4.     La cuarta etapa y la que más debemos prestar atención es practicar aplicando las técnicas, variaciones y principios del kata en práctica real. Necesitas participar en combate real si quieres que tu práctica de kata valga la pena.

 

¡Éxitos con las etapas! 

8f870a2249e5f85d6451e608f6cc1e85imagen1.jpg
img